sábado, 22 de julio de 2017

LA PUERTA REAL.


LA PUERTA REAL.

       Me encuentro al final de la calle Alfonso XII, en la plazoleta formada en la confluencia de esta calle con las de Gravina, Goles, Antonio Salado y San Laureano, y que lleva el nombre de Puerta Real. Precisamente la puerta que da nombre a este espacio estuvo situada entre las calles, Goles y San Laureano, en la misma esquina del trozo de muralla que se ve en la foto.



LIENZO DE MURALLA QUE ESTUVO ANEXO A LA DESAPARECIDA PUERTA REAL.





AZULEJO DE LA PUERTA REAL A FINALES DEL SIGLO XVI.

          Este azulejo colocado sobre el trozo de muro superviviente, nos muestra la belleza de esta Puerta después de la restauración  de mediados del siglo XVI, y  nos da unos datos históricos muy interesantes: -

          - Que su nombre antiguo fue el de Goles.

          - Que el nombre de Puerta Real comenzó a partir de 1570.

          - Y que fue derribada en 1864.

          El origen de llamarse Goles es incierto, autores creen que era porque el camino que partía de esta puerta pasaba cerca de un poblado, o caserío llamado Goles[i].

          Otros afirman que Goles es una corrupción del nombre Hércules, personaje mitológico fundador de Sevilla a quien estaría dedicada la puerta.

          Lo cierto, es que sea cual sea su origen, el nombre de Goles es muy antiguo, ya en el siglo XIII a raíz de la Reconquista de la ciudad, la Puerta y su entorno eran conocidos como barrio de Goles.

          Tradicionalmente la Puerta de la Macarena era la que habitualmente usaban los Reyes para entrar en Sevilla, en ella juraban acatar sus fueros. y por la calle Real continuaban hasta la Catedral y los Reales Alcázares. Esto cambiara en 1570.

          Sevilla en el siglo XVI es una ciudad rica y poderosa, a la que durante quince días de Mayo de 1570 visitara el rey Felipe II.          El recibimiento al monarca tenía que ser acorde con tanta grandeza, para tal acontecimiento la ciudad será profusamente engalanada con arcos triunfales, colgaduras, esculturas, etc, durante su estancia se celebraran diversos festejos, como cañas, toros, fuegos y otros regocijos.

          El rey llegará por el rio, donde pasara revista a la flota, la entrada en la ciudad bajo mazas, lo hará el día diez por la Puerta de Goles, que desde ese momento se llamará Puerta Real.

          La comitiva desfilará por la calle Armas, más ancha y recta que las callejuelas de la Macarena, y con capacidad para mayor cantidad de súbditos, a la Catedral  llegará tras cruzar la Plaza del Duque, calle de la Sierpe, Plaza de San Francisco, y calle de Génova.

          De esta Puerta Real derribada en 1864 y que podemos conocer por la foto del azulejo, nos despedimos con las elogiosas palabras, que según su cronista, dedicó Felipe II a Sevilla:

          ”El rey gozó de ver la ciudad grande, hermosa, rica, noble, leal, aficionada a su príncipe, compuesta de lo mejor que otras tienen, grandes Señores, ilustres Caballeros, Letrados, Mercaderes, excelencia de artífices, de ingenio, templanza de ayre, serenidad de cielo, fertilidad del suelo en todo lo que la naturaleza puede desear, el apetito procurar, el regalo inventar, la gula demandar la salud y apetecer la enfermedad. Sirvió al Rey para su viaje y casamiento con seiscientos mil ducados por vía de empréstito, y juzgóla y estimóla leal, noble y poderosa”.[ii]

         

          Mañana seguiré por los alrededores de la Puerta Real, concretamente por San Laureano y la Piedra Llorosa.









         



         



[i]   DON SANTIAGO MONTOTO EN SU LIBRO LAS CALLES DE SEVILLA NOS DICE: QUE EL NOMBRE          PROVIENE DE UN POBLADO QUE EXISTIÓ FRENTE A ESTA PUERTA Y LE DIO EL TITULO.
        QUE LA CALLE GOLES  ES LLAMADA ASI POR SU PROXIMIDAD A LA PUERTA.
        Y QUE ESTA CALLE Y SUS ALEDAÑOS SE LLAMARON A RAIZ DE LA RECONQUISTA BARRIO DE GOLES.

[ii]     ORTIZ DE ZÚÑIGA ANALES DE SEVILLA TOMO 4 AÑO 1570.

miércoles, 12 de julio de 2017

LA CALLE ALFONSO XII.


LA CALLE ALFONSO XII.

ANTIGUA CALLE ARMAS.

       Esquina con la plaza del Duque de la Victoria, se encuentra la calle Alfonso XII, titulada desde 1883 a la memoria de este rey.           Desde tiempos medievales era conocida como la calle de las Armas. Nombre del que hay diversas versiones, quizás la que  más se ajuste a la realidad, es que en ella vivieron los armeros o fabricantes de armas.

           Pero iniciemos el paseo por esta larga calle, una de las principales de Sevilla, que nos llevará hasta la Puerta Real, pasando por la Plaza del Museo.



IGLESIA DE SAN ANTONIO ABAD.



A poco de entrar, en la acera izquierda, se encuentra la Iglesia de San Antonio Abad, sede de la Hermandad del Silencio que procesiona en la Madrugada del  Viernes Santo.  

Pasamos la portada y accedemos a un bello compás donde se veneran santos de gran devoción popular, como San Cayetano, Santa Rita o San Judas Tadeo.

En el interior del templo, de dos naves, los retablos mayores están presididos por las imágenes de los titulares de la Hermandad del Silencio, Jesús Nazareno y la Virgen de la Concepción.

Sigo la marcha y algo más arriba, en la acera derecha, se halla la iglesia del antiguo convento de San Gregorio, la Real Capilla del Santo Sepulcro y San Gregorio Magno, donde reside la Hermandad del Santo Entierro.



ALTAR MAYOR CRISTO YACENTE.

En los retablos y altares se encuentran diversos santos con especial devoción por los sevillanos como: San Serapio mártir abogado de la salud, San Pancracio al que se le pide trabajo; ó San Pedro Pascual abogado de los estudiantes, y Vírgenes como Fátima, la Merced o Villaviciosa.

A continuación de esta iglesia, en un edificio de estilo neoclásico con un jardín de palmeras y naranjos, se encuentra el Centro de Estudios Hispano-Americano, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.



Continuemos el paseo. Uno de los grandes arquitectos sevillanos de todos los tiempos fue sin lugar a duda Aníbal González Álvarez-Ossorio (Sevilla 1876-1929) recordemos que fue el creador de la monumental Plaza de España, orgullo de Sevilla y admiración de propios y extraños. Paseas por la ciudad y encuentras y admiras bellos edificios salidos de sus manos que forman parte de nuestro patrimonio artístico y cultural.

Precisamente aquí en esta calle Alfonso XII, podemos contemplar tres de sus edificios, el primero en el número 21.



FACHADA CASA NUMERO 21.



Se trata de una hermosa casa de estilo modernista con balcones de cristal y forja construida en 1906.

Los otros dos inmuebles, gemelos y situados en los números 27 y 29 son obras de 1905-06, y muestran la mejor expresión del modernismo.





CASAS 27 Y 29.

En la portentosa fachada podemos admirar, la forma curva de sus balcones, los adornos vegetales, las figuras mitológicas en forma de dragones, etc.





BALCON MODERNISTA.



ADORNO MITOLOGICO EN FORMA DE DRAGON.



Algo más arriba, lindando con la Plaza del Museo, se encuentra la Casa-palacio de los Condes de Casa-Galindo,

Es un edificio neoclásico, de dos plantas, gran portada con columnas que sostienen el balcón principal.

En el amplio zaguán, una bella cancela de forja, da paso a un patio sevillano engalanado con numerosas plantas y macetas, en el centro una fuente con la figura de un dios mitológico.



MANSIÓN DE LOS CONDE DE CASA GALINDO.



A pocos metros de aquí se encuentra la Puerta Real, pero de ella hablaremos otro día.













         

domingo, 2 de julio de 2017

LA PLAZA DEL DUQUE II.


LA PLAZA DEL DUQUE DE LA VICTORIA II.

EL MONUMENTO A VELAZQUEZ.

LOS PALACIOS PERDIDOS.

      

           De nuevo vuelvo a pasear por el Duque, plaza muy antigua que data del siglo XVI cuando el Duque de Medina-Sidonia construye en este lugar su Casa-Palacio.

          La morada tenía que lucir y ser admirada por todos, para ello hace derribar todas las casas que había delante y en el espacio resultante se formó la plaza.

          Actualmente tiene frondosos árboles, parterres ajardinados, bancos de forja, y se ilumina con las llamadas farolas fernandinas

Farolas que tienen su historia.





FAROLA FERNANDINA.

         

          Para festejar el nacimiento de la Infanta María Luisa[i] hija del rey Fernando VII, se crearon una serie de faroles y farolas de uno, dos, o tres brazos de gran belleza, que llevan grabado por el rey un VII coronado y por la Infanta 1832 año de su nacimiento.

          Deambulando por los jardines, llego al centro donde desde 1892 se encuentra el monumento a nuestro paisano Diego de Silva y Velázquez.



VELAZQUEZ



          Ante esta estatua no debemos de pasar indiferentes, contemplándola, admiramos una obra de arte que une a dos grandes artistas sevillanos, a Velázquez homenajeado y al creador el genial escultor Antonio Susillo, que representa al pintor con gran realismo, basándose en el autorretrato que este nos dejara en el cuadro de “Las Meninas”.

A espaldas de la estatua diviso el edificio del Corte Inglés, y ello me hace recordar las diversas modificaciones que tuvieron la plaza y sus edificios.

        A mediados del siglo XIX  y principio del XX el palacio de Medina-Sidonia muy deteriorado y en ruinas, lo adquieren para construir sus palacios el Marques de Palomares del Rio y Don Miguel Sanchez-Dalp.

     Eran dos bellos palacios joyas arquitectónicas, que desgraciadamente, a mediados del siglo XX fueron derribados para levantar sobre sus solares los referidos  grandes almacenes.[ii]

.





LA PLAZA DEL DUQUE  A LA IZQUIERDA

DE LA FOTO LOS PALACIOS DE SANCHEZ-DALP Y PALOMARES.

          No fueron estos los únicos edificios singulares destruidos, en el otro lateral de la plaza estuvo la Casa-palacio de los Cavaleri, derribado salvo la portada, y actualmente se encuentra un anexo del Corte Ingles,

          Termino mi reflexión, pensando que si ahora en el siglo XXI existiera la plaza como era en los años 60 del pasado siglo, no cabe duda que sería admirada y considerada por sus palacios como patrimonio arquitectónico de valores históricos y artísticos excepcionales.

Pero no puede ser, la piqueta asesina de edificios, se los llevó por delante.















[i] ESTA INFANTA MARIA LUISA ES LA QUE DONÓ A SEVILLA EL PARQUE QUE LLEVA SU NOMBRE.. ESTAS FAROLAS SE ENCUENTRAN EN OTROS LUGARES DE LA CIUDAD.


[ii] SOBRE LAS TRANSFORMACIONES DE ESTA PLAZA Y LOS PALACIOS DERRIBADOS HAY UNA BUENA COLECCIÓN DE FOTOS EN EL COLECCIONABLE DE ABC SEVILLA AYER Y HOY.

jueves, 22 de junio de 2017

LA PLAZA DEL DUQUE DE LA VICTORIA.


LA PLAZA DEL DUQUE DE LA VICTORIA.

EL GENERAL ESPARTERO.





PLAZA DEL DUQUE DE LA VICTORIA.

          Hoy me encuentro en una de las plazas más interesantes de Sevilla, conocida desde el siglo XVI popularmente como Plaza del Duque.

           Actualmente y desde mediados del siglo XIX lleva el nombre completo de Plaza del Duque de la Victoria.

          ¿Pero quién es este Duque de la Victoria a cuya memoria está dedicada esta plaza?

          El personaje de este título es Don Baldomero Espartero Duque de la Victoria, el mismo que la bombardeara en 1843[i].

          Aquí hay que preguntarse ¿Cómo que un militar que bombardeó Sevilla, tiene en ella una plaza dedicada?

          Con unos pocos datos biográficos, intentaré explicar cómo y porqué se produjo esta dedicación.

          Espartero (1793-1879) fue un glorioso militar vencedor en la primera guerra carlista, ¿Quién no recuerda de los libros de historia aquel célebre abrazo entre los generales Maroto y Espartero que sellaba la paz?  

          A lo largo de su carrera militar  fue colmado de honores y títulos nobiliarios, Duque de la Victoria, Duque de Morella, Conde de Luchana, Príncipe de Vergara y Vizconde de la Bandera.

          En lo político fue un reconocido hombre de estado, regente del reino, y presidente del gobierno.

          A este militar y político que gozaba de gran popularidad, y cuyo nombre era sinónimo de libertad., el Cabildo Municipal sevillano acuerda en 1841, dedicarle esta Plaza rotulándola con su titulo de la Victoria, dedicación muy merecida.

          Dos años más tarde en 1843, el país se rebela contra su forma dictatorial de gobernar, Sevilla se une a la rebelión siendo bombardeada por las tropas de Espartero.

           Con el General Narváez entrando triunfante en Madrid, y sin doblegar a Sevilla, abandona el país y se exilia en Londres, el nombre de la plaza pasa a Plaza del Duque.

          En 1849 perdonado vuelve a España, siendo restituido en todos sus títulos y honores, viviendo retirado de la vida pública en Logroño donde fallece en 1879.

          Y en Sevilla, la plaza volvió a dedicársele, rotulándola de nuevo como Plaza del Duque de la Victoria hasta el día de hoy.

          Pero ello no quita que el bombardeo creara una mancha entre Espartero y Sevilla.



          En el próximo escrito seguiré comentando la historia de esta popular plaza del Duque de la Victoria.















         



[i]  VÉASE EN ESTE BLOGG  EL ANTERIOR ESCRITO PUBLICADO Y TITULADO: SEVILLA BOMBARDEADA EN 1843.

martes, 13 de junio de 2017

BOMBARDEO DE SEVILLA EN 1843.


BOMBARDEO DE SEVILA EN 1843[i].



FACHADA DE LA CALLE MOSQUETA.



GRANADA DEL BOMBARDEO DE 1843.

       En la Puerta de Carmona, se encuentra una pequeña calle denominada desde 1869 Mosqueta, nombre que significa rosal de flores blancas.

          Si os fijáis atentamente veréis que en la fachada de la casa esquina con San Esteban, se muestra un interesante objeto que forma parte de nuestra historia.

          Concretamente el objeto es una granada, parte de los muchos proyectiles arrojados sobre nuestra ciudad, en el bombardeo de 1843 por el ejército mandado por el General Don Baldomero Espartero.

          ¿Por qué este bombardeo?

          Las formas dictatoriales de Espartero durante su regencia por la minoría de edad de Isabel II, hizo que todo el país se pronunciara  contra su gobierno.

          Sevilla se une a la rebelión y el 18 de Julio de 1843 es atacada y bombardeada por las tropas del regente mandadas por el General Van Halen.  

          Las zonas de la Puerta de la Carne, de Carmona, Osario, San Bernardo y la Calzada fueron de las más castigadas, sobre ellas cayeron una gran cantidad de proyectiles que causaron muertos, heridos y edificios destruidos, a pesar de ello la ciudad resiste heroicamente.

          Ante la resistencia de la población sevillana, el propio Espartero llega el día 23 con un poderoso ejército equipado con cañones y morteros, con el propósito de conseguir la rendición de Sevilla.  

          El 30 de Julio tras el pronunciamiento y entrada en Madrid de las tropas del general Narváez, y ante el fracaso de no haber conquistado Sevilla, Espartero diezmadas sus tropas por el ejercito adicto al nuevo gobierno, huye de España en un  buque de guerra inglés, comenzado su exilio en Londres.  En agosto le despojan de todos sus títulos y honores.

          A Sevilla por la firme resistencia y valentía que mantuvo contra el  ataque de unas fuerzas superiores, la Reina Isabel II le concede el titulo de “CIUDAD INVICTA”[ii], que se une a los que ostenta de “MUY NOBLE” “MUY LEAL” y “MUY HEROICA”.

          Espartero volverá perdonado en 1848, retirado de la vida pública fallecerá en Logroño en 1879 a los 86 años.

          Es curioso, Espartero bombardea Sevilla, y esta que no es rencorosa, le dedica una plaza a su memoria, pero este enigma lo comentare en los próximos días, que irán dedicados a la Plaza del Duque.



[i]   VEASE  EL BOMBARDEO DE  SEVILLA EN 1843. ARCHIVO GENERALDE ANDALUCIA  EL DOCUMENTO DEL MES MAYO2013.
[ii]  VEASE  EN ESTE BLOG EL AYUNTAMIENTO DE SEVILLA II ESCUDO, TITULOS Y BANDERA.

viernes, 2 de junio de 2017

LA PUERTA DE CARMONA.


LA PUERTA DE CARMONA.

          Al final de San Esteban entre las calles Tintes y Mosqueta, muy cerca del Muro de los Navarros, se encontraba esta puerta una de las más importante y hermosas de la cerca de murallas que rodeaba Sevilla.




MAQUETA PUERTA DE CARMONA TRÁS LA REFORMA DE 1578.

          La Puerta primitiva fue levantada por los almohades, aunque tuvo que haber una más antigua de época romana, ya que  el Decúmano Máximo la vía principal de la Híspalis romana llegaba hasta ella, y aquí se iniciaba la calzada que transcurría paralela al acueducto, hasta llegar a Carmona, que le da el nombre.

           Su importancia no era solo por ser principio y fin de caminos, sino porque en ella moría el último arco de los caños, cuyas aguas traídas desde manantiales de Alcalá de Guadaira, se vertían en un depósito adosado, para ser llevadas por tuberías a los Reales Alcázares y a la mayoría de fuentes de la ciudad.

            A lo largo de los siglos tuvo diversas modificaciones y restauraciones, la última en 1578 siendo Asistente de Sevilla el Conde de Barajas, era de dos cuerpos y dos torres, se adornaba por la parte exterior con una imagen de la Purísima Concepción y con los escudos nobiliarios de sus alcaldes los Duques de Alcalá.

          La Revolución de Septiembre de 1868 conocida como la Gloriosa, supuso el destronamiento y el exilio de la reina Isabel II.           En Sevilla la Junta Provincial Revolucionaria nombró un nuevo  Ayuntamiento, que en los asuntos relacionados con el urbanismo, y en pro de un malentendido “progreso, y modernidad”, aprobó diversos acuerdos para el derribo de puertas, murallas, templos y conventos. Este atentado al patrimonio monumental y artístico, se llevó por delante entre otras, a esta Puerta de Carmona[i]. 



           De las Puertas[ii] derribadas, solo nos queda para el recuerdo los rótulos como este de la de Carmona.







[i]  [i]SOBRE LOS DERRIBOS DE 1868 VÉASE EL LIBRO DE JOSE MARIA TASSARA Y GONZALEZ  APUNTES PARA LA HISTORIA DE LA REVOLUCIÓN DE SEPTIEMBRE DE 1868 EN LA CIUDAD DE SEVILLA.

[ii]   LAS PUERTAS SE DERRIBARON ENTRE LOS AÑOS DE 1858 A 1871, EN 1868 CAYERON BAJO LA PIQUETA DESTRUCTIVAS, LAS PUERTAS DE CARMONA, TRIANA, OSARIO Y SAN FERNANDO.

martes, 23 de mayo de 2017

LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN.


LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN.



PORTADA DE LA CALLE SAN ESTEBAN.

En días pasados alargué mi paseo hasta Santiponce para  visitar el Monasterios de San Isidoro del Campo, hoy de nuevo de paseo por la ciudad, me encuentro en la calle San Esteban ante la iglesia del mismo nombre.

Esta iglesia, al igual que otras que hemos visitado a lo largo de estas páginas, fue en el siglo XIV reedificada en arquitectura gótico-mudéjar, estilo que se caracteriza: por un templo de una nave con tres cuerpos separados por pilares, el central más alto y ancho que los laterales, techumbre de madera de artesanado mudéjar, torre de ladrillos, portadas adosadas de cantería con arcos ojivales y elementos decorativos almohade.

Antes de pasar al interior, me recreo contemplando las dos portadas góticas. La que da a la calle San Esteban se remata con una hornacina con la figura del santo titular, y tiene  una característica que la hacen única y es que el arco ojival exterior está adornado con puntas de piedra en forma de diamantes.



DETALLE  PORTADA SAN ESTEBAN. PUNTAS DE DIAMANTES.

Estas puntas de diamantes, hacen crecer la dificultad que la Hermandad de San Esteban, cuya sede se encuentra en este templo, tiene para sacar en Semana Santa al Señor de la Salud y Buen Viaje y a la Virgen de los Desamparados.

Y todos los años, la abnegación, amor y esfuerzo de los hermanos costaleros, producen el prodigioso milagro de ponerlos en la calle para iniciar su Estación de Penitencia.

Concretamente el   el “paso” de la Virgen, una portada  de menores dimensiones que el palio, convierten esta salida en uno de los lugares más interesantes y clásicos de la Semana Santa sevillana.

En esta misma fachada se encuentra la ventana por la que durante todo el año se venera al Cristo de la Salud y Buen Viaje, popularmente “el Cristo de la ventana”.

     Antiguamente los viajeros que partían por la Puerta de Carmona, se detenían para rezarle y pedirle un buen viaje.

         

          Sigo por el exterior hasta la calle Medinaceli, en ella antiguamente había un arquillo o pasadizo por el que los Duques accedían desde su palacio a la iglesia.

          Aquí a los pies del templo, se encuentra la otra portada gótico-mudéjar, presidida por una escultura del Salvador y a los lados bajo dosel las figuras de San Lorenzo y San Esteban, la belleza de esta puerta se completa con unas figuras geométricas propias del arte islámico almohade que parecen encajes, como los que adornan las iglesias de Ómnium Sanctórum y San Marcos y con mayor esplendor la Giralda[i].





DETALLE DE LA PORTADA DE LS PIES.

Antes de entrar al templo, contemplo la torre y el gótico ábside hexagonal, con contrafuertes y almenas dentelladas.


TORRE Y ABSIDE DEL TEMPLO.



En el interior destacan las pinturas del Retablo Mayor dedicadas a la vida de Jesucristo y otros santos, algunas de ellas como las de San Pedro y San Pablo atribuidas al genial Zurbarán.

Diversas capillas y retablos se reparten por el templo, como las dedicadas a San José, a Santa Ana, a la Virgen de la Luz, y la Sacramental, cubierta con una semiesfera de yeserías fechada en 1676, y presidida por la Inmaculada.

          Salgo de la Iglesia declarada en 1968 Monumento Bien de Interés Cultural, y continúo calle abajo en dirección a la Puerta de Carmona, y a la izquierda a pocos pasos, entro por una callejuela muy curiosa, larga y estrecha, de trazado irregular en forma de zeta, que resulta que es una barreduela sin salida, ni ruidos ni  tráfico, parece encontrarse uno en época medieval[ii].







[i] ESTOS ADORNOS DE DECRACION SE LLAMAN SEBKA.

[ii] [ii] LLRVA EL NOMBRE DE VIRGEN DE LA LUZ POR LA IMAGEN QUE SE VENERA EN LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN.  .