domingo, 4 de diciembre de 2016

EL SANTO DE LOS TRES LUNES.


EL SANTO DE LOS TRES LUNES.

IGLESIA DE SAN NICOLÁS.





          En tiempos tan difíciles y de crisis, es alentador ver como los sevillanos nos aferramos a nuestras creencias y tradiciones, con la esperanza que estas nos traigan un cambio positivo en nuestra vida o en el entorno familiar.

          Paseas por la ciudad, visitas iglesias y templos, y te encuentras con la gran diversidad de santos y santas a los que la devoción popular les reza y pide alivio o consuelo en algún suceso o desgracia.

          Así los viernes una multitud se congrega los pies del Señor del Gran Poder, los días 22 de cada mes se ruega a Santa Rita de Casia abogada de las causas imposibles, otros días se les va rezar a Santa Librada, a San Judas Tadeo, a San Expedito, a San Leopoldo, a San Pancracio, o a otros muchos, que para cualquier problema o enfermedad está llena la nómina de santos.

           El pasado lunes estuve en la parroquia de San Nicolás, santo considerado muy milagroso con una especial tradición, quizás de las menos conocidas en la ciudad.

          Se trata de LAS CAMINATAS DE LOS TRES LUNESque consiste en caminar desde casa hasta la iglesia tres lunes seguidos.  

          El primer lunes se invoca al santo para que nos escuche: Glorioso San Nicolás, escúchame.

          El segundo lunes se le pide protección: Glorioso San Nicolás, protégeme.

          El tercer lunes: Glorioso San Nicolás, ruega por mí.

          Cada día además de un Padrenuestro, Ave María y Gloria, se le reza la oración y alabanza al santo, que puedes leer en una hojilla que encontrarás en la mesa donde en una arqueta se encuentra una pequeña imagen de San Nicolás.

          Espero que nos proteja, falta nos hace.





         




lunes, 28 de noviembre de 2016

LA IGLESIA DE SAN NICOLÁS.


LA IGLESIA DE SAN NICOLÁS.

       Desde  la calle Fabiola he llegado a la de San José, y me encuentro en San Nicolás ante el templo dedicado a San Nicolás de Bari Obispo, y que voy a visitar en el día de hoy.





          Templo construido en el siglo XVIII, aunque se cree que pudo levantarse sobre los restos de otro de la época del rey San Fernando. Las leyendas cuentan que con anterioridad aquí hubo un templo romano dedicado a Hércules, y que en unas cuevas que había debajo se encontró la antigua imagen de la Virgen del Subterráneo.

          La fachada principal neoclásica se remata con una pequeña torre, y sobre la portada de piedra una hornacina con una escultura del titular. A ambos lados los retablos de cerámica del Señor de la Salud y de la Virgen de la Candelaria.

          En el interior, lo primero que destaca son las dieciocho columnas de mármol rojo que soportan las cinco naves.

          Los muros llaman nuestra atención, no hay espacios libres, todos están cubiertos de altares y retablos. En ellos reciben culto las sagradas imágenes de Santo Domingo de Val, Virgen  del Patrocinio, la Dolorosa, el Santo Cristo de Gracia, Santa Rita de Casia, Santa Barbará, o la Virgen de Gracia, entre otras.


NAVE CENTRAL Y  RETABLO MAYOR.

          El retablo mayor es una esplendida muestra del barroco, en la hornacina central la imagen de San Nicolás, el santo de los tres lunes. En el ático la Inmaculada Concepción, y en la parte baja la Virgen del Subterráneo.

           A los pies de la iglesia, admiramos el imponente coro alto con dos órganos barrocos de mediados del XVIII y sillería de la misma época, se ilumina con una vistosa vidriera y se cierra con reja de forja.

          Antes de marcharme de este templo, me paso por la Capilla Sacramental, donde se venera a los titulares de la Hermandad de la Candelaria, Nuestro Padre de la Salud y la Virgen de la Candelaria, que tienen su sede en esta iglesia y procesionan el Miércoles Santo.


SAN NICOLAS DETALLE DEL INTERIOR.


 
           Son muchas las riquezas y obras de artes que conforman el patrimonio artístico de esta parroquia, tan difícil de enumerar por una menguada pluma como la mía, por lo que aconsejo su visita, pasareis unos gratos momentos.


                Mañana comentaré sobre San Nicolás el Santo de los Lunes.






domingo, 20 de noviembre de 2016

BOTARRUEDAS Y GUARDACANTONES.


BOTARRUEDAS

Y GUARDACANTONES.

                   

                    Al pasear por algunas calles céntricas del casco histórico, como Aire, Fabiola, Abades o Santa Teresa entre otras, observas unos elementos que  las adornan y dan una interesante singularidad.     

          Me refiero a las piedras cilíndricas que vemos incrustadas en las fachadas de ciertas casas y que popularmente se conocen como “BOTARRUEDAS”. Aquí hay que decir, que botarruedas es una palabra del habla popular, que no está recogida en el diccionario de la R.A.E.



BOTARRUEDAS EN CALLE XIMENEZ DE ENCISO.

           

          Las botarruedas, piedras de molino que se utilizaban como elementos arquitectónicos en la Sevilla de pasadas épocas, se colocaban generalmente sobre los zócalos de las casas señoriales situadas en calles estrechas y sin aceras, las paredes adquirían mayor solidez, las ruedas botaban sobre ellas y se preservaban de los golpes de carros y carruajes.

          Cuando los vehículos de tracción animal dejaron paso libre al motor, y convertirse muchas de estas calles en peatonales, las botarruedas se enfoscaron quedando la mayoría de ellas ocultas, por fortuna hace unos años que existe la buena costumbre de dejarlas al descubierto.

          También en algunas calles como las Siete Revueltas o San Isidoro,  las fachadas se resguardaban con unas botarruedas en forma de conos metálicos como vemos en la foto que se inserta a continuación.


         


BOTARRUEDAS EN CALLE SAN ISIDORO.



          GUARDACANTÓN. Otro de los elementos arquitectónicos situados en las esquinas de numerosas calles y que llaman la atención, son las innumerables columnas, algunas antiguas con capiteles romanos, para preservarla de posibles golpes.

          Pero estas, aunque su finalidad sea similar, no son botarruedas, sino que tienen el nombre de Guardacantón o Guardaesquinas.

          La R.A.E. nos dice que cantón es esquina, y guardacantón es poste de piedra para resguardar de los carruajes las esquinas de los edificios.





          Una curiosa foto de una esquina en la calle Santa Teresa del barrio de Santa Cruz, que se encuentra doblemente resguardada de los golpes con guardacantón y botarruedas.


domingo, 13 de noviembre de 2016

EL MURO DE LA CALLE FABIOLA. LA ANTIGUA JUDERÍA.


EL MURO DE CALLE FABIOLA.

LA ANTIGUA JUDERIA[i].

 MURALLA DE LA CALLE FABIOLA.

          En la anterior entrada os comentaba sobre el porqué del nombre de Fabiola a esta calle.

          Hoy me encuentro ante el trozo de muro que hay en ella y que pertenece a la antigua historia de la ciudad.

          Muro que formaba parte de la muralla medieval, pero no de la que circundaba la ciudad, sino de otra interior que encerraba la aljama judía.

          Poco después de la Reconquista de Sevilla,  se obliga a los judíos a concentrarse en una zona delimitada por un muro.

               Dentro de sus límites, se encontraban los barrios judíos de San Bartolomé y Santa Cruz, para los servicios religiosos tenían las tres sinagogas levantadas sobre las mezquitas concedidas por el rey Alfonso X.

          Esta muralla partía del Alcázar, y por las actuales calles de Mateos Gago y Fabiola, llegaba a San Nicolás, continuaba  por la calle  Conde de Ibarra hasta plaza de las Mercedarias, y por Tintes finalizaba en la muralla exterior junto a la Puerta de Carmona.

          El recinto tenía tres puertas, dos interiores a la altura de la calle Mesón del Moro y de San Nicolás, y una exterior que se comunicaba con el cementerio judío a través de la Puerta de la Carne.

         

          La aljama judía sevillana en la Edad Media, llegó a ser una de las más importantes y floreciente del país, de aquí salieron un buen número de escritores, traductores, médicos, financieros, comerciantes, entre otros muchos oficios.

          A pesar de ello, si repasamos la historia de este periodo, comprobaremos que salvo cortas etapas de tolerancia, los judíos soportaron numerosas persecuciones, matanzas, marginaciones y odios.

          Se les culpaba de todos los males que padecía la sociedad, la hostilidad y el odio eran tan fuertes que estalló con gran virulencia el 6 de Junio de 1391, desencadenando un gran baño de sangre.

          Fue un día negro y nefasto, una multitud enloquecida encabezada y arengada por el exaltado antisemita Ferrán Martínez arcediano de Écija, asaltaron la judería quemando casas y asesinando a todo judío que encontraban, fue un verdadero progrom[ii] de balance desolador, más de cuatro mil muertos, niños y mujeres vendidos como esclavos, las sinagogas convertidas en las parroquias cristianas de Santa María la Blanca, San Bartolomé y Santa Cruz[iii], podemos decir que estos sucesos fueron el fin de la judería sevillana.

          Un siglo más tarde en 1492 los Reyes Católicos decretan la expulsión de los judíos de todo el territorio español, pero en Sevilla quedaban pocos. 









           

         

         



[i]   MUY INTERESANTE EL LIBRO HISTORIA DE LA JUDERIA DE SEVILLA DE MARIO MENDEZ BEJARANO.

[ii] PROGROM O PROGROMON VOZ RUSA QUE SIGNIFICA  DESTRUCCIÓN, DESVASTACIÓN, MATANZA Y PILLAJE REALIZADA POR UNA MULTITUD ENFURECIDA CONTRA UNA COLECTIVIDAD DE GENTE INDEFENZA, ESPECIALMENTE CONTRA LOS JUDIOS.

[iii]  ESTA IGLESIA DE SANTA CRUZ NO ES LA QUE SE ENCUENTRA ACTUALMENTE EN LA CALLE MATEOS GAGO, ES UNA ANTERIOR QUE FUE DERRIBADA EN 1810, Y EN SU SOLAR A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX SE LEVANTÓ LA ACTUAL PLAZA DE SANTA CRUZ QUE DA NOMBRE A TODO EL BARRIO.


domingo, 6 de noviembre de 2016

PASEO POR EL CEMENTERIO.


PASEO POR EL CEMENTERIO.
MAUSOLEO DE DON BERNARDO MARQUÉZ.

       Como todos los años, en la festividad de Todos los Santos estuve en el Cementerio.

       El día era esplendido, luminoso, de sol otoñal radiante, que invitaba a pasear por este museo-jardín que es nuestro Cementerio de San Fernando.

       Después de visitar las tumbas de deudos y familiares, me dedique a deambular  por el camposanto, y mis pasos me llevaron ante un mausoleo, al que por sus connotaciones con la Historia voy a dedicarle estas líneas.



MAUSOLEO DE DON BERNARDO MARQUEZ.

       Me refiero al túmulo funerario donde reposan los restos del Coronel de caballería Don Bernardo Márquez, que se encuentra a la derecha de la entrada y medio oculto por árboles y flores.

       Este militar, casi desconocido para los sevillanos y que merece ser recordado, fue un héroe que luchó contra las fuerzas napoleónicas invasoras, y que años más tarde defendió los derechos constitucionales de la Constitución de 1812, conocida como “la Pepa” por ser promulgada el 19 de Marzo día de San José.

       Estamos en los años de “la Década Ominosa 1823-33”, periodo del reinado de Fernando VII que duró hasta su muerte y que se caracterizó por una represión feroz de los liberales y de las ideas constitucionalistas.

       Años peligrosos para los contrarios al Régimen Absolutista de Fernando VII, una sola delación bastaba para ser acusado y mandado al patíbulo, como le pasó a muchos.

       Este es el caso del Coronel Bernardo Márquez, que al ser denunciado de pertenecer a la Junta Revolucionaria sevillana y de conspirar contra el gobierno del rey felón[i], fue apresado, condenado y ajusticiado en la Plaza de San Francisco el 9 de Marzo de 1832, la vileza fue tanta, que sin valorar su prolongada hoja de servicios, fue mandado ahorcar y no fusilado como le correspondía por su rango de militar.

       Este mausoleo, levantado por suscripción popular en 1860, casi treinta años después de su muerte, está realizado en mármol blanco, se compone de un pilar sobre unos escalones, rematado por un jarrón y coronado por una cruz, el conjunto está protegido por una verja de forja.

       Las inscripciones de las cuatro caras del pilar resaltan las cualidades de este militar que murió por las libertades.

       “A la gloriosa memoria del Coronel Don Bernardo Márquez dedican este sepulcro sus deudos, amigos y conciudadanos”.

       “Sacrificado por su lealtad a la patria en afrentoso cadalso el 9 de Marzo de 1832”.

       “Testimonio de veneración a la firmeza de su ánimo y estimulo al valor cívico”.

       “Pusose este monumento el 6 de Septiembre de 1860 para borrar la ignominia del patíbulo”.

       Al pasar ante su sepultura y leer las mencionadas inscripciones, le estamos rindiendo un merecido homenaje.

       Como curiosidad os diré, que a la calle Entrencárceles[ii] en 1868, aunque por poco tiempo, se le puso Márquez[iii] en recuerdo a su memoria, actualmente no tiene calle dedicada.







[i]  SIGNIFICADO DE FELÓN SEGÚN LA RAE = CRUEL, MALVADO.

[ii]  SOBRE LA CALLE ENTRECÁRCELES Y CERVANTES VÉASE EN ESTE BLOG LO PUBLICADO EL 4 DE FEBRERO DE 2016.

[iii]  DICCIONARIO HISTORICO DE LAS CALLES DE SEVILLA.

martes, 1 de noviembre de 2016

CALLE FABIOLA.


CALLE FABIOLA.



          De esta calle, que se extiende desde la de Aire hasta la de Ximenez de Enciso, quizás algunos crean erróneamente, que lleva el nombre por la española Fabiola de Mora y Aragón (Madrid 1928-Bruselas 2014) que fuera reina consorte de los belgas al contraer matrimonio en 1960 con el rey Balduino de Bélgica.

          Pues no, Fabiola es el título de una novela histórica, ambientada en las persecuciones del emperador romano Dioclesiano a los cristianos de principios del siglo IV.

          Historia cuyo principal protagonista en la ficción es Fabiola joven patricia romana, que connvive con personajes reales como los santos San Sebastián, San Pancracio o Santa Inés.

          ¿Y Porque, lleva esta calle el nombre de esta novela? Porque el Cardenal Nicolás Wiseman que la escribió en 1854, nació en la casa-palacio número 5 de esta calle.




              En esta lápida de mármol situada sobre la fachada, leemos algunos de sus datos biográficos, pero le falta decir que el nombre de esta calle es por su novela Fabiola, un lapsus que hace que muchos viandantes, no relacionen esta calle con la novela ni con Wiseman.   



          Otro elemento interesante de esta calle, es que en ella se conserva un fragmento de una de las murallas interiores de la ciudad,  pero esto lo comentaremos en la próxima entrada.

           

 

martes, 25 de octubre de 2016

LA MÍTICA FUNDACIÓN DE SEVILLA.


LA MÍTICA FUNDACION DE SEVILLA.

          Paseando por estas calles situadas en la cota más alta de la ciudad, pienso en su mitológica fundación.

           Aunque se cree que históricamente fue fundada por Tartessos en torno al siglo IX con el nombre de Ispal, Sevilla es una ciudad milenaria cuya fundación está inmersa en la leyenda, veamos:

          Desde muy antiguo, ya se nombra en la Biblia el reino de Tarsis, país lejano y desconocido, lleno de riquezas, desde sus minas salía el oro para el tesoro del rey Salomón.

          Se cuenta: Que a esta lejana y rica comarca situada en los confines del mundo conocido, (actual zona baja del valle del Guadalquivir) llega hacia los siglos IX u VIII a. de C. un comerciante fenicio, de nombre Melkart, aventurero intrépido que sin miedo a lo desconocido, navega por las aguas del Lacus Ligustino[i], hasta un islote donde funda una factoría comercial, a la que dio el nombre de Ispal=población sobre palos, donde clava los seis pilares de la  primitiva ciudad.  

     Este Melkart se convertiría en un dios para los fenicios, los griegos lo convertirán en el dios mitológico Heracles, y los romanos en Hércules.



HERCULES CLAVA LAS COLUMNAS DE LA PRIMITIVA SEVILLA.[ii]

         Otra versión de la leyenda, nos sitúa a Heracles-Hércules en este fabuloso país, remontando el rio Tartessos (el Guadalquivir) para cumplir uno de los doce trabajos titánicos a los que le condenó su padre y dios del Olimpo Zeus.

      En su camino para robar la manada de bueyes pertenecientes al rey de Tartessos Gerión, llega a un lugar que por su fertilidad y belleza le pareció ideal, y donde coloca las seis columnas de piedra con la leyenda “Aquí se levantará la gran ciudad”, a la que dio el nombre de Ispal, nombre que los romanos latinizaron como Híspalis, los árabes lo convirtieron en Isbiliya y por fin con la Reconquista se castellanizó como Sevilla.

      Sigamos el paseo hacia la calle Fabiola.




[i]     ERA UN EXTENSO GOLFO MARINO, FORMADO POR LAS AGUAS DEL GUADALQUIVIR EN EL ÚLTIMO TRAMO DE SU RECORRIDO ORIGEN DE LAS ACTUALES MARISMAS.

[ii]     MONUMENTO EN LOS JARDINES DEL PARLAMENTO DE ANDALUCIA.

martes, 18 de octubre de 2016

LA CALLE AIRE.


LA CALLE AIRE.



     La calle Aire, a la que he llegado desde la de Mármoles, es una de las más estrechas de la ciudad, tan solo con extender los brazos se tocan ambas paredes. Por su orientación, en invierno la cruzan fuertemente los vientos, es conocida desde muy antiguo con este nombre.


LAS BOTARRUEDAS DE LA CALLE AIRE.

     En la foto, además de su angostura, se observan las ruedas de molino, conocidas popularmente con el nombre de botarruedas, que se colocaban en las fachadas de las calles estrechas para preservarlas de los golpes de las ruedas de los carros.

     Sobre la fachada de la casa número 18, un hermoso azulejo de cerámica nos recuerda, que el gran poeta sevillano Luis Cernuda (Sevilla 1902-Mexico 1963) vivió en esta casa en los años de 1920[i].

      Calle donde se siente la nostalgia de la Sevilla antigua, ¿Sabéis, que estamos en el centro de la primera tierra que emergió del río? y ¿donde se produjeron en torno al siglo IX a.C. los primeros asentamientos del poblado que con el tiempo sería Sevilla?

      Recordemos, que no siempre el rio Guadalquivir ha llegado al mar por Sanlúcar de Barrameda. Hace más de 5000 años el rio desembocaba cerca de Coria del Río en el lago conocido en el mundo antiguo como “Lacus Ligustinus”.        

      Cuando sobre el año 1000 a.C. comenzó a disminuir el nivel de las aguas debido a los desmoronamientos de Sierra Morena, estas tierras arrastradas junto a otros materiales, formaron una gran sedimentación, elevando los terrenos del lago.

      Así se crearon las actuales marismas, y entre las islas que emergieron, surgió una en forma de polígono alargado de 450 por 200 metros de superficie y  una altura de unos 17 metros sobre el nivel del mar, que fue el enclave de la primitiva Ispal.

     En esta antigua Sevilla, cuya zona central se corresponde con la calle Aire, el polígono estaba comprendido entre los jardines de Murillo, San Nicolás, la Cuesta del Rosario y la calle Francos.[ii]



     En la próxima entrada hablaremos de la mítica fundación de Sevila.








[i]  OS RECOMIENDO QUE LEAÍS OCNOS, UNA ESTUPENDA OBRA EN PROSA DONDE RELATA SUS RECUERDOS DE SEVILLA.

[ii]  EL POLIGONO ESTABA DELIMITADO POR LAS ACTUALES CALLES DE FRANCOS, PLACENTINES, ARGOTE DE MOLINA, SEGOVIA, DON REMONDO, ABADES, ÁNGELES, MATEOS GAGO, RODRIGO CARO, PLAZA DOÑA ELVIRA, GLORIA, LOS VENERABLES, LOPE DE RUEDA, SANTA TERESA, XIMENEZ DE ENCISO, CRUCES,, FABIOLA, FEDERICO RUBIO, SAN NICOLÁS, MUÑOZ Y PABÓN, PLASENCIA Y CUETA DEL ROSARIO.. DATOS TOMADOS DE HISTORIA DE SEVILLA  DE ANTONIO BLANCO FREIJEIRO.PUBLICACIONES DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA.1992.

martes, 11 de octubre de 2016

CALLE MÁRMOLES. LAS COLUMNAS ROMANAS.


       CALLE  MÁRMOLES.

LAS COLUMNAS ROMANAS.



     Subiendo la calle Muñoz y Pabón, se llega a una plaza de trazado irregular dedicada desde 2007 a la memoria de Ramón Ybarra LLosent (Sevilla 1937-2006) empresario, amante de la Semana Santa y muy vinculado a la cercana Hermandad de la Candelaria de la que llegó a ser Hermano Mayor.

    Por la derecha entro en la calle Mármoles, que toma este nombre por las columnas, uno de los restos arqueológicos más importantes de la Híspalis romana.


              COUMNAS CALLE MÁRMOLES.



    Se trata de tres columnas de granito de unos nueve metros de altura, semienterradas bajo el nivel de la calle. En principio eran seis, dos se encuentran en la Alameda de Hércules y otra se partió al intentar trasladarla a los Reales Alcázares.

    Híspalis, a la que Julio César elevó a la alta categoría de ciudad y a la que dio el nombre de Colonia Julia Rómulo Híspalis, llegó a ser tan importante que dio a Roma tres emperadores (nacidos en Itálica) Trajano, Teodosio y Adriano[i].

   A principios del siglo II d. C. en una época de paz y prosperidad económica siendo emperador Adriano, se levanta en este lugar cercano al foro un templo del que tan solo quedan estos restos.

    Hasta aquí la historia. Pero teniendo en cuenta que las excavaciones arqueológicas han demostrado, que la primitiva Sevilla se levantó en un pequeño islote que emergió de las aguas, cuyo centro estaba situado cercano a esta calle Mármoles.

    ¿Por qué no imaginar? Que estas columnas, fueron las de la leyenda, las que levantó Hércules para fundar nuestra ciudad.       

     Miremos estas columnas y pensemos como el dios mitológico las levanta y las planta con su titánica fuerza.  No puede ser cierto, pero ¿verdad, que sería bonito?




HERCULES LEVANTA LAS COLUMNAS DONDE SE ASENTARIA LA PRIMERA SEVILLA.[ii]



Continúo el paseo hacia la calle Aire.











                   
[i]     HAY HISTORIADORES QUE CREEN QUE ADRIANO NACIO EN ROMA.
              
[ii]    ESTE MONUMENTO SE ENCUENTRA EN LOS JARDINES DEL PARLAMENTO DE ANDALUCIA. LOS LEONES SIMBOLIZAN LA FUERZA DE HERCULES QUE VENCE Y DOMINA A LAS TERRIBLES FIERAS.